“Enfoque de las Secciones 13; 16; 17 y 23 de las NIIF-PYMES”

 

Lázaro Arias

Socio BPO

  

 

Introducción

Dado que el objetivo de los estados financieros con  propósito general es proporcionar información financiera sobre la entidad que informa, es que sea útil para los inversores, prestamistas y otros acreedores existentes y potenciales, en la toma de decisión frente a la concesión de recursos a la entidad, la forma en la que consideramos el reconocimiento, la medición y registro de una propiedad inmobiliaria va a incidir en la forma en que se puedan ponderar dichos estados por los interesados, por lo que enfocaremos la manera adecuada para el registro de las propiedades inmobiliarias según las diferentes Secciones que tratan el tema en las NIIF – PYMES 

 

Las propiedades inmobiliarias se reconocen y registran en las empresas según lo que disponen las secciones que especificamos más delante de las NIIF PYMES, atendiendo el objetivo para el cual fueron adquiridas. Usualmente las empresas adquieren edificaciones para usarlas como instalaciones en el desarrollo de sus actividades productivas (Sección - 17 Propiedad Planta y Equipos), otras veces las adquieren solo para adquirir rentas o plusvalía al momento de la venta (Sección - 16 Propiedades de Inversión), también pueden construirlas para la venta en el curso normal de las operaciones (Sección - 13 Inventarios), en otro orden pudieran existir inmuebles que están siendo construidos por cuenta de terceras personas (Sección 23 – Contratos de Construcción), o que han sido retirados de producción para ponerlos en venta (NIIF - 5 Activos no corrientes disponibles para la venta)

 

Reconocimiento

El contador al momento de medir y reconocer en los libros las propiedades inmobiliarias debe tener muy claro cuál es el objetivo que tiene la gerencia con respecto a dicha propiedad, eso solo lo puede saber si existe una correcta y fluida comunicación con la gerencia, cuando decimos fluida comunicación no queremos decir que necesariamente al contador le llegue la información automáticamente, porque muchas veces a los fines gerenciales no se tiene claro cuánta información necesita el contador y solo se le envían los documentos de compra del inmueble. Nosotros nos referimos a que el contador cuestione a la gerencia cuando no tenga la información completa, o sea debe cuestionar sobre el objetivo de la transacción hasta que obtenga la respuesta necesaria para hacer un adecuado reconocimiento, clasificación y registro, eso es una comunicación fluida.

 

Se han visto casos en que el objetivo para el cual se adquiere una propiedad varía con el tiempo y debemos estar alertas porque en esos casos debemos reclasificar el registro, por ejemplo, es posible que una empresa construya una propiedad para la venta (Sección 13 Inventarios) y luego decida utilizarla para el desarrollo de sus actividades productivas (Sección 17 Propiedades Planta y Equipos). Otro caso pudiera ser que un bien que esté siendo utilizado por la empresa en el curso normal de sus operaciones, decida descontinuar su uso y ponerlo en venta. (NIIF 5 Activos no corrientes disponibles para la venta)

 

Medición

Para los diferentes casos en el registro de una propiedad inmobiliaria, la medición inicial es el costo, sin embargo, debemos tener presente que subsecuentemente los inmuebles se deprecian y es posible que también dicho bien se aprecie (Valor razonable) o sufra daños (Valor de deterioro) según sea el caso debe ser reconocido en los libros de la empresa.