El Lic. Lázaro Arias Presidente de la Asociación de Firmas de Contadores Públicos Autorizados considera positivo el hecho de que la Junta Monetaria libere del encaje legal bancario veinte mil millones de pesos con la finalidad de estimular la actividad económica cuya desaceleración ya había sido puesta de manifiesto por importantes grupos empresariales al presidente Danilo Medina, a quien le llegaron a informar disminuciones en las ventas de hasta un veinte por ciento. La situación de desaceleración de la economía ha tenido un impacto directo en las recaudaciones fiscales y se espera que con este estimulo económico se puedan revertir los efectos económicos provocados por la reforma fiscal recién implementada.

Básicamente la medida procura poner recursos frescos a disposición de la manufactura local, a través de:

1. Las Micro, Pequeña y Mediana Empresas (MIPYMES), 2. El Sector Construcción mediante: a. Adquisición de viviendas económicas y b. Préstamos interinos destinados a la construcción de soluciones habitacionales. 3. El Sector Comercial con préstamos al comercio y el consumo.    

El cuadro siguiente desglosa los sectores, porcentajes y montos a los que se estarían destinando los recursos del encaje legal liberados al sector bancario.

BANCO CENTRAL DE LA REPUBLICA DOMINICANA

Sectores a los que se canalizarían los

recursos

Monto RD$

Porcentaje

Financiamiento de viviendas económicas

5,000.0

25%

    2,083 viviendas de hasta RD$2.4 millones

 

 

    1,667 viviendas de hasta RD$3.0 millones

 

 

Financiamiento viviendas nuevas terminadas

1,000.0

5%

   250 viviendas de hasta RD$4.0 millones

 

 

Financiamiento industria manufacturera

5,000.0

25%

Financiamiento sector agropecuario

4,000.0

20%

Comercio, micro, pequeña y mediana

empresa

3,393.7

17%

Otros préstamos de consumo

1,606.3

8%

TOTAL GENERAL

20,000.0

100%

 

Con el incentivo al sector construcción quedaran favorecidas 3,750 familias de clase media baja y media media pudiendo accesar una vivienda familiar digna, a créditos con una tasa preferencial de un 9% anual y fija por lo menos durante 6 años. En conclusión el Lic. Arias asevera que la distribución de los recursos planteada pone de manifiesto una forma justa y equitativa, incentivando en mayor medida a los sectores productivos más dinámicos de la economía y el sensible sector agrícola y la atribulada clase media baja y media media.